Reciben, velan y dan último adios al Hijo del Perro Aguayo

*Los servicios funerarios de Aguayo junior fueron en Guadalajara; la familia no hizo declaraciones respecto del fallecimiento tras la función del sábado en Tijuana

Guadarajara. Familiares, amigos y compañeros de la lucha libre se dieron cita en una casa funeraria de esta capital para despedir a Pedro Aguayo Ramírez, quien murió el sábado durante una función de la compañía The Crash, en el Auditorio Municipal de Tijuana.

A la ceremonia podían acceder los seguidores del Perro Aguayo, pero a los medios de comunicación se les pidió respetar el duelo. “Los familiares de Pedro queremos agradecer el cariño y el respeto que siempre le mostraron a Pedro; entenderán que no estamos en condiciones de hacer ninguna declaración”, externó Luz Ramírez, madre del Perro Aguayo Jr.

1180055

Entre los luchadores que desfilaron por la casa funeraria estuvieron El Satánico, el Gran Cochisse y Súper Estrella, entre otros.

Y ahí, con su imponente fortaleza, Pedro Aguayo padre ocultaba su tristeza; sonrió por primera vez cuando vio a su compañero de vida profesional, El Dorado, quien acudió con su familia a darle el pésame por la muerte de su hijo.

AR-150329869

Son sentimientos muy encontrados, yo conocí a Pedrito desde chiquito. A Pedro papá lo conocí desde sus inicios, trabajó con nosotros en la panadería… muchos años. Al saber de esta noticia quedé sumamente impactado; tengo hijos que son luchadores (Sangre Fría Jr. y Dorado Jr.), son de la misma edad, es muy triste”, expuso El Dorado.

Mario García Orozco, el médico de la familia, prefirió no abonar a la polémica sobre la tardanza en la atención al luchador; resaltó que aunque no había camilla cercana, sí había dos ambulancias. También deslindó responsabilidad a Rey Misterio, el rival del sábado: -«Sabemos, los de lucha libre, que, primero, las patadas que le da Rey Misterio en ese momento son en el hombro; segundo, que cuando Pedro se recarga en las cuerdas ya estaba inconsciente, o en un proceso que nosotros llamamos Escala de Glasgow, que es como nosotros medimos el nivel de conciencia… ya no tenía coordinación, no respondía a estímulos verbales, no tenía los ojos abiertos, no respondía ni tan siquiera al estímulo doloroso. Yo no voy a cuestionar a los médicos, no estuve ahí; dos minutos de vestidores al ring creo que fue expedito, como hayan actuado, está a la vista de todos”-

El director de la Triple A, Joaquín Roldán, también acudió al velatorio: “Fue un accidente, como le puede pasar a cualquier otro al estar arriba del ring, ese es el riesgo. Ahora le tocó lamentablemente a Pedro”.

Por un mejor servicio médico; el llamado del pugilista El Dorado

Algunos de los luchadores que acudieron a despedir al Perro Aguayo hijo se pronunciaron por que las comisiones de box y lucha se cercioren de que haya servicios médicos de calidad.

El Dorado fue uno de los que levantó la voz: -“Sea en box, lucha y toros, todos los deportes extremos deben contar con ambulancia bien equipada con doctor, enfermera y paramédicos. Pero hay arenitas que nada más llevan ambulancia para decir que ahí está, pero no traen ni un curita. Para un accidente nadie está preparado, lo estamos viendo: si hubiese tenido atención adecuada posiblemente serían otras las consecuencias”-

Juan José Barrón Medina, el Gran Cochisse, compañero de lucha de Aguayo padre y maestro de Aguayo hijo, expuso que el problema es que la lucha ahora se basa en los lances. “Yo quiero impartir la lucha clásica, pero a los muchachos no les gusta, quieren nada más andar brincando o saltando”.

Coincidió El Satánico: “Están arriesgando la vida con unos lances tremendos. Está comprobado que el elemento de la nueva generación quiere puro lance, no sabe lucha al ras de lona”

perrosala